Estimados amigos de toda una vida rugbística: quiero expresarles lo bien que nos sentimos con los muchos y siempre presentes dirigentes y ex jugadores de Newman, en este 2014. Nos conocemos de la vida social, nos conocemos de la vida laboral, nos conocemos de las fiestas y boliches, nuestras novias y hoy nuestras mujeres se conocen, nos conocemos del barrio, nos conocemos de los lugares de veraneo, nos conocemos de distintos deportes practicados y todo esto se plasma en el Rugby, en los partidos clásicos y en los terceros tiempos. Por todo lo enumerado, es decir, la amistad y camaradería, la que personalmente la empezé en 1960, vamos a Newman y a Champa, a vivir buenos momentos y esto es lo que ocurrió el domingo 16 de noviembre del 2014 desde las 12.45 hasta las 17.00. Fueron puras virtudes de las relaciones humanas, esto es el CLÁSICO, con mayúsculas, vibrado desde lo mas profundo, con pelota o sin pelota, y como dijo ‘Bobby’ Camogli como ejemplo: “El añejo clásico escocés de la liga de fútbol entre el Celtic FC de Glasgow (Primera División) y el Rangers FC (Segunda División), es extrañado y valorado por los aficionados de ambos clubes y solo esperan su reedición futura”. Gracias a toda esa vida de relaciones, se armó un gran almuerzo en nuestro PUB (en la sede de Pilar, Provincia de Buenos Aires), el cuál es un símbolo y estandarte del rugby argentino, con fotos, camisetas, copas, placas y escudos de los diversos clubes rivales de la Argentina y del resto del mundo. El PUB, se materializó en forma similar al del ‘Prince Albert’ de Londres, en nuestra nueva sede de Estancias del Pilar. Vinieron 17 Cardenales y 16 Maristas, ganaron por muy poco, creo que merecíamos el empate, pero la camaradería fue total y quiero agradecer a los mentores del encuentro, me refiero a ‘Bobby’ Camogli y Adrián Figueroa, del lado de Champa y por Newman, “sorpresivamente para sus compañeros“, el ‘Tero’ García Terán, quién convocó masivamente a la bordó y también un agradecimiento muy especial a ‘Pepe’ Miguens, quien fue el gran asador con los casi 35 grados de temperatura. Esta reunión, venida en momentos cambiantes de nuestras actualidades rugbísticas, y en el devenir histórico de ambas instituciones, expresa para todas las generaciones actuales y futuras, la GRAN relación del cuerpo vivo de cada integrante de nuestros respectivos clubes, independientemente de algunos temas corporativos, que nunca dañarán la profundidad de nuestras relaciones y que, con estas acciones se refuerzan los lazos, con los amigos de siempre. Nuestro Clásico empezó en 1958 y en los últimos años que lo jugamos había alrededor de 3000/3500 personas presenciándolo, es decir, es excepcional el jugarlo y el verlo; los socios, simpatizantes y la parcialidad, como dicen los orientales, lo disfrutan tremendamente y esperamos con ansiedad volver a jugarlo. En los partidos, todo es una gran fiesta, todo es rugby y como dijo el Brother O’Brien cada jugador debe “DAR EN TODO MOMENTO LO MÁXIMO QUE UNO PUEDA” y eso lo hacen los de la bordó y los de la azul y blanca en cada partido que juegan entre sí, y se vive en la semana previa, como el partido de la historia de cada uno. Nos gusta jugarlo, vivirlo y si es posible ganarlo, pero siempre teniendo en mente las palabras sobre los deportistas (Sportsman) que aparecían en la contratapa de las guías de la UAR, reflejando a la revista ‘The Punch’, Londres, 1850: “Deportista es aquél que no solamente ha vigorizado sus músculos y desarrollado su resistencia en el ejercicio de algún gran deporte, sino que,en la práctica de ese ejercicio ha aprendido a reprimir su cólera. A ser tolerante con sus compañeros. A no aprovechar una vil ventaja. A sentir profundamente como una deshonra la mera sospecha de una trampa. Y llevar con altura UN SEMBLANTE ALEGRE BAJO EL DESENCANTO DE UN REVÉS“. Y todo esto a lo largo de estos 56 años lo han conseguido Newman y Champagnat. Ambos clubes se iniciaron en distintos Colegios, empezó en 1914, el Colegio Champagnat en la sede de la Av. Las Heras, luego en la de Talcahuano y recaló al fin en la calle Montevideo 1050, de la ciudad de Buenos Aires. El Colegio Cardenal Newman se inició en 1948, en la Avenida Belgrano 1548, también en la Capital Federal y tiempo después se trasladó a Boulogne, a la calle Eliseo Reclus 1133. Ambos son colegios católicos y uno de ellos en su Artículo Primero del Estatuto dice: “Con la denominación Club Newman, se constituye una Asociación Civil que tiene por objeto el perfeccionamiento de la formación cristiana de sus asociados“. El inicio de la práctica del Rugby en los dos colegios fueron liderados por la congregación de los Christian Brothers (fundada por el Beato Edmund Ignatius Rice, en Waterford, Munster, Irlanda), y la de los Hermanos Maristas/Fréres Maristes (cuyo fundador, fue San Marcelino Champagnat, en La Valla-en Gier y luego Saint Chamond, poblaciones cercanas a Lyon, Francia). Ambas Congregaciones vinieron a nuestra patria, he inculcaron los principios cristianos y fomentaron el deporte, entre ellos, nuestro pasional Rugby. Los Hermanos Maristas toman su nombre en honor de la Virgen María y el lema del Colegio es: “Todo a Jesús por María y todo a María para Jesús“. Los dos clubes buscaron la simbología de camisetas y escudos, muy distintas en sus colores y sus formas de distribuirlos, pero cuando están en la cancha verde, lucen por igual y son complementarias en todos los partidos entre ellos. Los dos tienen sus referencias, en la República Oriental del Uruguay, Newman con Old Christians (camiseta azul con el trébol verde de tres hojas y sus jugadores son los ex alumnos del Colegio Stella Maris) y Champagnat con el Club Champagnat Rugby (camiseta azul y blanca) que nuclea a los ex alumnos del Colegio de Montevideo, Juan Zorrilla de San Martín. Los Cristian Brothers y los Hermanos Maristas, están esparcidos por los cinco continentes, pero respecto al Rugby lo juegan alumnos y ex-alumnos en las grandes potencias de nuestro deporte, con sus clubes y colegios en Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Irlanda, Escocia e Inglaterra. Los dos tuvieron ex alumnos, Campeones del Abierto Argentino de Polo: el Champa con Coronel Suárez (los Heguy), Indios Chapaleufú (los Heguy Jr.), Santa Ana (los Dorignac) y La Espadaña (Ernesto Trotz) y los Cardenales con La Aguada (los Novillo Astrada). Los dos se mudaron al Norte cuando plasmaron sus clubes, Newman a Benavídez y Champagnat a Pilar, con su centro de entrenamiento en Pacheco, mientras que los de bordó entrenan en su club y en su colegio de Boulogne. Jugamos desde el inicio, siempre y en algún momento en la Primera División, el inolvidable ‘Negro’ Poggi, con algunos de nosotros, creo la Copa Amistad, que al día de la fecha, creo que está custodiada en lo de Carlos ‘Canguro’ Uranga. Los dos participamos desde el inicio en la despedida de la M-14 (dejando el rugby infantil para su paso al juvenil), denominado ‘FAREWELL’ y en el que juegan mezclados, para fomentar la amistad, el Club Newman, el Club Champagnat, CUBA, Regatas Bella Vista, Belgrano Athletic y la Asociación Alumni. Este encuentro de los seis clubes, tiene una vigencia permanente de más de 14 años. El Club Newman en uno de sus libros denominado ‘La Buena Lucha’ (Bonum Certamen), dedica varias páginas y fotos a su clásico rival, en la Historia del Rugby de Newman y en su otra obra literaria “Un acto de Buena Fe” (25 años del Club Newman), vuelca expresiones de nuestros amigos y rivales, que coinciden con muchos de nuestros pensamientos como por ejemplo: “El Club nace de la mano de unos pocos que apostaron tiempo y esfuerzo para que lo disfruten generaciones venideras“. De aquel lejano 1958, a este actual 2014, con avatares, con muchísimos partidos desde infantiles hasta las superiores, hemos querido plasmar nuestra amistad y el saber disfrutar este almuerzo, con nuestros rivales históricos, porque es el Clásico, porque se vibra durante la semana, porque se quiere jugar y porque se disfruta en el tercer tiempo, en forma total. Por todo esto, es que nombro a los 33 jugadores que participaron, el 16-11-2014 a las 13.30 horas. Newman lo hizo con Eduardo García Terán, Uriel F. O’Farrell, Marcelo Basaldúa, Héctor Houssay, Mario Zirolli, Fernando Llerena (el más elegante, por su camisa hawaiana), Jorge Pedro Uthurriaga, Vladimir Jaugust y Roberto Jaugust (ambos uruguayos), Eduardo Bruchou, Tonio Caputo, Jorge von Stecher, Oscar Gosio, Enrique Tolomei, Federico ‘Freddy’ Micheli, Pablo De Stefano y Daniel E. Falcón. Champagnat (local) con Gerardo B. Herrera, Ricardo Aguirre, Roberto Camogli, Adrián Figueroa, Héctor Galli, Enrique ‘Quique’ Cabred, José M. ‘Pepe’ Miguens, Ignacio Silveyra, Jorge Pedro Urruti, Jorge Pierrastegui, Rodolfo García Piñeiro, Martín Nogués, Sebastián Llorente, Jorge Niklison, Alejandro Pini y Eduardo García Sáenz. No me quiero olvidar de varios amigos de ambos clubes, que lucieron nuestros colores y que hoy, no están entre nosotros, pero su estela desde lo alto está siempre presente ellos son: Gabino Tapia, Hugo Adán, Eduardo ‘Negro’ Poggi, Jorge Marenco, Enrique Poggi, Gabino Salas, Rómulo Amadeo, Alejandro ‘Perro’ Ray, ‘Pepe’ Cassaux Alsina, ‘Bebe’ Lavalle Cobo, ‘Richie’ Lafuente y José Luis ‘Guis’ Caputo. Para finalizar creo que Eduardo ‘Roque’ Brouchou, expresó lo que todos pensamos y adoptamos naturalmente: “Seremos nosotros, los auténticos guardianes de esa mística que siempre ha rodeado a Champa y a Newman“. Y por último, por la historia, por la amistad, por la camaradería, por el Rugby, por los sentimientos espirituales, salud al Club Newman y al Club Champagnat y por otros 56 años de nuestro gran juego, es decir “Loas para el Rugby, vehículo unificador de Champagnat y Newman“.

Nicheto

  • Benjamin Montes

    Muy bueno, Nicheto. Gracias por compartirlo. Me habían hecho comentarios muy buenos del encuentro, pero los detalles que vos has plasmado en el relato lo pintan mejor aún y permiten disfrutar a pesar de no haber estado.

  • Eduardo “Nicheto ” Garcia Saenz

    Estimado Benjamín : me alegro de ser un vehículo para que todos los que no pudieron estar, lo puedan disfrutar ,con una crónica en que se reflejan las verdades históricas y por supuesto el excelente momento pasado en nuestro almuerzo del Clásico.
    GARRA,PASION,RESPETO A LOS REFERÍS ,BUEN COMPORTAMIENTO de la TRIBUNA, la SEMANA PREVIA en el ENTRENAMIENTO,la LECTURA de los FIXTURES buscando en cualquier división cuando se juega el CLASICO ,GANAS DE GANAR,ACEPTACIÓN CON LA FRENTE ALTA LAS DERROTAS y EXCELENTES TERCEROS TIEMPOS ,todo esto lo tienen LOS PARTIDOS del C.NEWMAN y el C.CHAMPAGNAT.
    abrazo grande,
    Nicheto

  • carlos Luelmo

    Lamento no haber podido ir, estaba de viaje, me pareciò una brillante idea y se que valiò la pena. Les agradezco a todos les mando un gran abrazo, recordando a mì gran amigo el Perro Ray, y espero que el Tero organice la devoluciòn . Yo lo ayudo.
    Abrazos
    Carlos Luelmo

  • Eduardo “Nicheto ” Garcia Saenz

    Carlos te agradezco la lectura del blog ,lamento que no hayas podido venir y también te agradezco el recuerdo tuyo a ALEJANDRO”Perro” RAY .
    Por supuesto que con nombre y apellido el”Tero” ,es decir Eduardo García Terán ,hará su trabajo para concretar ,nuestra visita a Newman.

    Abrazo,
    Nicheto