Estimados amigas y amigos: me siento impactado por lo realizado y expresado por EMANUEL DAVID ‘Manu’ GINOBILI y su entrenador GREGG POPOVICH y he decidido hacer un pequeño resumen basado en los columnistas del diario La Nación, quienes publicaron sus conclusiones el 16 y 17 de junio de 2014. Uno de esos títulos decía ‘AGIGANTA LA LEYENDA’. “Manu Ginóbili sigue haciendo historia: ganó su cuarto anillo en la NBA; San Antonio venció al bicampeón Miami por 104-87 y cerró 4-1 la serie final” (La Nación, 16-06-2014). ‘MANU para siempre’ (La Nación, 17-06-2014). El cronista Diego Morini nos cuenta sobre Manu: “Casi 37 años y el lomo curtido por mil batallas, pero genuino como el primer día. Saluda a los rivales, con el respeto de siempre“. También nos muestra un empresario del deporte medido y prudente diciendo: “El claro ejemplo fue la actitud del dueño de la franquicia, PETER HOLT, que tras recibir el trofeo ‘Larry O’Brien’ le pasó la copa a Tony Parker y dejó a los jugadores, evitando salir con ellos en la foto de la celebración“. Por otro lado también en su columna, Manu vuelca pensamientos más que interesantes y útiles para cualquier deportista y por supuesto para los empresarios que dominan las técnicas del trabajo en equipo. Las frases de Ginóbili:Jugamos como un Superequipo“. “Fue un momento único el que viví“. “Cuando hubo tantas frustraciones en el medio y en especial la del año pasado, que fue dolorosísima, este título se hace especial“. “El pase rápido al mejor ubicado fue lo que intentamos en un equipo que todos contribuyeron“. “Todos jugamos al básquet no sólo porque es nuestro trabajo, sino porque es nuestra pasión, sabemos hacerlo y disfrutamos de hacerlo. Y sin dudas que uno se siente mejor cuando se juega bien“. Manu ganó la NBA en 2003, 2005, 2007 y 2014. Jugó 29 partidos en todas las finales y convirtió 407 puntos. La mejores marcas en un partido las logró en el 2005 y el 2007 con 27 tantos. Convirtió 292 triples en los Playoffs de la NBA, rubro en el que solo lo superan Ray Allen (384) y Reggie Miller (320). Ginóbili tiene 37 años, está casado con Marianela Oroño y sus dos hijos mellizos, son Dante y Nicola. Nos cuenta también por otro lado, el columnista Diego Morini sobre Gregg Popovich, el entrenador, hijo de padre serbio y madre norteamericana (con padres croatas), que es hombre de pocas palabras, pero las necesarias en el momento justo. Un trabajador incansable, intenso, perspicaz, estudioso, obsesivo, agresivo, extremadamente severo, pero con el don de ser exacto en sus términos para no herir. Cada acción tiene su causa y su efecto. Su actividad ya lleva 17 años en tandem, con Ray Allen (autor intelectual de los Spurs). Y expresa Gregg: “Este equipo demostró de que está hecho.Después de la desvastadora derrota del año pasado ,este grupo supo demostrar su fibra en el campo. Es un orgullo ser el entrenador“. Así de simple y contundente, sin estridencias dice y contrae su gesto. No regala sentimientos este cerebro que se comenzó a a forjar en el mundo del básquetbol en la US AIR FORCE ACADEMY (donde jugó en su equipo durante cuatro años). Además estudio Ciencias Soviéticas y tras graduarse en 1974, ingresó a la CENTRAL de INTELIGENCIA de los ESTADOS UNIDOS (CIA) . Hace un tiempo en una entrevista dijo: “Reconozco que siempre he sido una persona curiosa. Siempre me ha gustado saber algo más y siempre he encontrado fascinante encontrar la manera de llegar a los demás  ,a ese punto recóndito de su mente donde es capaz escucharte“. El hombre se destacó por combinar lo visceral con lo neuronal. Decía también: “Hay muy buenos jugadores que no venden camisetas, o que no lleven unas zapatillas tan bonitas… pero que son mejores jugadores. Un gran entrenador no quiere a los mejores jugadores, quiere a aquellos jugadores que son mejores para entrenar; que se dejen enseñar.Tengo a Tim (Duncan) conmigo, a quién jamás he tenido que levantarle la voz. Y mira a Manu (Ginobili), es uno de los tipos con más talento que jamás he tenido el privilegio de entrenar“. ‘Magic’ Johnson publicó en su cuenta de twitter: “Gracias al entrenador Popovich y los Spurs para mostrar el más alto nivel para jugar al baloncesto“. Gregg Popovich salió campeón 5 veces: 1999, 2003, 2005, 2007 y 2014; 2 veces recibió el premio al entrenador del año y 3 elecciones como técnico en el All Star (2005, 2007 y 2013). Por último se despide, Gregg diciendo: “Has de amar aquello a lo que te dediques. Amo esto. Amo San Antonio. Amo vivir aquí y amo a su gente. ¿Qué más puedo pedir?”. Personalmente, sin conocerlo, pienso que es alguien preparado, inteligente, medido y por supuesto con gran sentido común y aprovechamiento total de las oportunidades de la vida. Por último quiero reflejar la opinión clarísima y didáctica del cronista Daniel Arcucci (La Nación, 16/6/2014) que nos dijo del basquetbolista connacional: ‘ES EL DEPORTISTA IDEAL DE TODOS LOS TIEMPOS’. “Manu Ginóbili es, por las condiciones que reúne, el deportista ideal de la Argentina. No se dice el más grande, que seguramente acredita argumentos para discutirlo. No se dice el mejor, que también tiene con qué engancharse en el debate. Se dice el deportista ideal. Hasta su fulgurante irrupción, el podio del deporte argentino estaba indiscutiblemente ocupado por los Cinco Grandes: Juan Manuel Fangio, Diego Armando Maradona, Guillermo Vilas, Carlos Monzón y Roberto De Vicenzo. Y a ellos se les sumó, también Lionel Messi. Y los Cinco Grandes, con él se transformaron en el Sexteto Mayor . Y con Leo, las 7 Maravillas“. Finalmente Manu “con su capacidad intelectual y de razonamiento, él sería capaz de expresar qué se siente al ser ubicado en un lugar así, como lo hace cuando habla de su deporte y de otras cosas más. ¿Contraindicaciones?, bueno, cuesta encontrarlas. Y allí está su gran diferencia“. Excepcional la pluma de Daniel Arcucci, para resumir las 7 Maravillas . Por mi parte, en mi humilde opinión, agrego a 7 Fantásticos en un plano diferente; es decir a Hugo Porta, Juan Carlos Harriott, Adolfo Cambiaso, Luciana Aymar, Gabriela Sabatini, Oscar Gálvez (‘El Aguilucho’) y Nicolino Locche. Me despido de las lectoras y lectores, con la inmensa satisfacción de haber disfrutado con la revisión de las diferentes opiniones y piezas literarias y habiéndome sido posible volcarlas y reflejarlas con toda la pasión de un amante del deporte argentino. Les agradezco su lectura y espero que las enseñanzas del nacido en Bahía Blanca, ‘Manu’ Ginóbili, sean aplicadas a nuestros deportes y sirvan como espejo a nuestra juventud.

  • CARLOS BARON SUPERVIELLE

    EXCELENTE. “MANU” HACE RATO QUE ESTÁ ENTRE LOS GRANDES DEL DEPORTE ARGENTINO, NO SOLAMENTE COMO DEPORTISTA SINO TAMBIEN COMO PERSONA

  • NICHETO

    Estimado Carlos :gracias por leer el blog y me alegra que te haya gustado el artículo de MANU GINOBILI.
    Que Manu ,este ,entre los 7 GRANDES del DEPORTE de ARGENTINA ,es un orgullo para el Basquetbol,para BAHIA BLANCA y para su familia .

    Saludos,
    Nicheto