Estimadas lectoras, amigos y seguidores: no quiero dejar pasar esta ocasión para expresar mis felicitaciones a los 33 jugadores del Seleccionado Argentino por su actuación en la RWC 2015, ganando y perdiendo, jugando con corrección, respetando a la autoridad y jugando un rugby de ataque plasmado con gran convicción, tal como muchos lo pensamos desde hace unos cuantos años.

Quiero también felicitar al entrenador Daniel Hourcade (medio scrum, formado en Universitario de Tucumán), su staff técnico a saber: Raúl Perez (Duendes RC), Germán Fernández (Olivos RC), Pablo Bouza (Duendes RC), Emiliano Bergamaschi (Estudiantes de Paraná), Martín Gaitán (Estudiantes de Paraná), y también a los preparadores físicos, médicos, nutricionistas y utileros. Un agradecimiento especial para Graham Henry y Fabien Galthié, que ayudaron a nuestros Pumas.

Repasando la historia reciente, luego del triunfo en Durban ante Sudáfrica, en este 2015 vislumbré cómo una realidad significativa, que en virtud de esa victoria contra los Springboks, pudieramos llegar antes al podio de los grandes y esto aconteció; mi diferencia fundamental era aquella lejana meta del 2019, hoy concretada en octubre del corriente año y por esa razón escribí en RugbyTime: ‘Los Pumas + Los Pumas 65 + El Himno Nacional completo: ganó Argentina’.

Por otro lado, institucionalmente he discrepado y pedido debates específicos, pero en el tema de LOS PUMAS quiero felicitar a Agustín Pichot por la inserción en el Rugby Championship y la representación en la World Rugby (ex IRB), y como consecuencia entonces, los pasos dados por nuestro Seleccionado Nacional de Rugby que se reflejaron ampliamente en el Mundial de Inglaterra 2015 y se llegó a la cuarta posición.

El ‘Resplandor de Los Pumas’ se irradia a nuestro rugby doméstico, mostrando las virtudes de nuestro juego con entrega, con humildad y con respeto a la autoridad dentro y fuera del campo y es entonces que quisiera mostrar algunos de los puntos salientes de Argentina y del Torneo máximo del rugby XV.

Virtudes:

a) En el “Patrón de Juego o Sistema” del equipo nacional se observa: gran manejo de la pelota; convicción para atacar; lanzamiento a velocidad de la linea de backs; un juego dinámico, con variación y lo más expansivo posible, jugado con naturalidad, con picardía y habilidad; obtención y posesión; mentalidad de sumar cada vez que se estacionaban en campo contrario y, por último, la entrega. En resumen, la vuelta del rugby “champagne” jugado con el ADN argentino, el cuál era jugado por Francia hace algunos años.

b) De los jugadores, como consecuencia de la actuación del team:

– La obtención por segunda vez del “Botín de Oro”, esta vez del pié de Nicolás Sánchez con 97 puntos. En su tarea personal fue preponderante la velocidad de lanzamiento de los backs. Quiero también nominar según las palabras de Nico Sánchez a “Papuchi” Guastella, quién ayudó en la formación de este gran jugador.

– La nominación del entrenador Daniel Hourcade, dentro de la nómina de los cuatro entrenadores mejores del mundo.

– La nominación de los pilares Marcos Ayerza y Ramiro Herrera en el equipo ideal del Mundial, fruto también de los excelentes primeras líneas del plantel.

– Los wines punzantes y efectivos para llegar al try, tal el caso fundamentalmente de Cordero e Imhoff (tercer puesto en el número de tries con 5 y detrás de los campeones del mundo Savea -8- y Milner Skudder -6-).

c) De la conducción: la cuál presumo y con lo demuestran con los cambios en los partidos y entre cada match, que salvo con solo 2 excepciones, no había titulares y suplentes, era un plantel motivado totalmente y al servicio del equipo, por ende al servicio de los colores albilcelestes.

d) La identidad del plantel: es el único país, con la totalidad de los jugadores nacidos en Argentina.

Mejoras a conseguir:

a) Mayor marca y presión continua .

b) Aumento de la velocidad de nuestros jugadores. Aquí el ejemplo comparativo es que el atleta jamaiquino Usain Bolt, hace los 100 metros en 9,58 segundos. El wing sudafricano Habana los hace en 10,4 y Cordero lo realiza en 11 segundos.

c) Uso del pie en el ataque.

Figuras Superlativas de Los Pumas:

En este tópico personalmente me cuesta tener que resaltar algunos de nuestros jugadores, porque el plantel es lo fundamental, pero creo que al ser profesionales la inmensa mayoría de ellos y al escribir para los amantes de la totalidad de los deportes, debo explicitar algunos de ellos: Ayerza, Creevy (un muy buen capitán, luchando en primera fila), Herrera, Lavanini, Petti, Matera, Fernández Lobbe, Sánchez, Bosch, Tuculet, Imhoff, Cordero, Isa, Montoya y Moroni.

Declaraciones de la Prensa Británica:

Expresó textualmente Owen Slot del diario The Times: “If ever there was a way to go out of a World Cup, this was it

Dijo Oliver Brown en el The Daily Telegraph: “In their semi-final tie, Australia had Argentina “pretty much finished off inside ten minutes”, yet the Pumas “kept coming back from the dead”. Finally, they fell 14 points behind, and lost the match 29-15. But few rugby fans will forget Argentina’s contribution to this tournament“.

Tom Fordyce de la BBC Sport online expresó: “In their six matches -in particular the 43-20 demolition of Ireland in the quarter-finals- they displayed a commitment to a “dynamic, expansive, unmistakably argentinian style. But in 2011, they joined the Southern Hemisphere’s Rugby Championship. Since then, they have played annually against the sport’s giants -including the All Blacks- and improved steadily, even beating the Springboks in South Africa earlier this year“.

Y finalmente en el periódico The Sunday Times, Stephen Jones dijo: “Argentina’s success is all the more impressive considering their domestic game is dominated by large amateur clubs -there is only one, recently launched, professional team-. And we can expect plenty more improvement. The Pumas are a young side: their two impressive locks, Guido Petti and Tomás Lavanini, are just 20 and 22 respectively. By the next World Cup, in Japan in 2019, they will be a fantastic force”.

John Carlin (nacido en Londres en 1956, de padre escocés y madre española). Entre las varias tareas profesionales fue critico de deportes, cine y política entre 1981/82 en el Buenos Aires Herald; es Autor de ‘Rafa’ (por Rafael Nadal), ‘El Factor Humano’ (en este libro encontró la inspiración la película ‘Invictus’) y ‘La Sonrisa de Mandela’ entre otros.

El 2 de noviembre del 2015 en el diario EL PAÍS de España, escribía sobre cómo valoraba el Mundial de Rugby y comparaba su deporte favorito (fútbol) con el rugby en un brillante artículo denominado ‘Rugby vs Fútbol’, he aquí como síntesis algunos párrafos salientes:

Uno es aficionado de fútbol por circunstancias de la vida similares a las que conducen a una persona a apasionarse por la política o la religión, principalmente el lugar y los tiempos en los que uno nace y la influencia de la familia o los amigos. La diferencia, como todos sabemos, es que hay más posibilidad de que uno cambie de ideología o de creencia religiosa de que pierda su fe futbolera“.

Pero el Mundial de rugby que acaba de ganar en Londres la admirable selección de Nueva Zelanda ha puesto mi antigua fe en duda. La arrastro, inevitablemente, desde que me crié en Buenos Aires junto a un padre fanático del Celtic de Glasgow. Pero después de haberme visto atrapado por la calidad del espectáculo en los campos de rugby de Inglaterra y Gales durante los últimos 40 días, me pregunto, ¿qué pasaría si se borrara el disco duro de mi memoria y empezara a ver el rugby y el fútbol de cero? ¿Por cuál de los dos me inclinaría?”

“La diferencia reside en la intensidad. En el fútbol uno puede especular más, por ejemplo pasándose la pelota en su propio campo de acá para allá con poco riesgo. En el rugby hay más pausas, es cierto, pero cuando la pelota está en juego cada segundo vale. El más mínimo lapso de concentración por parte de cualquiera de los 15 jugadores en el campo puede generar una oportunidad para que el equipo rival puntúe”.

“El rugby no es un deporte para tontos. Ni para cobardes, ni para gente que carezca de la más extraordinaria condición física. El desgaste a lo largo de los 80 minutos que dura un partido, especialmente para los delanteros, los gigantes que se baten en los scrums, o las melés, aproxima el límite de las posibilidades humanas”.

“Pero, si aspiran a competir al más alto nivel, tanto los delanteros como los más ligeros y veloces tres cuartos deben poseer también una exquisita habilidad técnica en el manejo de la pelota. Y una panorámica visión de lo que está ocurriendo en el campo incluso en lo que muchas veces parecen ser jugadas en la que reina el más feroz de los caos”.

“Y, en cuanto al viejo tópico de que el rugby es un deporte de hooligans jugado por caballeros y viceversa con el fútbol, aburren un poco los mojigatos que insisten en ello pero hay que reconocer que algo de verdad tienen. Los jugadores de rugby sangran, no fingen, y el respeto que demuestran a los árbitros y a los rivales contrasta gratamente con la cultura quejica en los campos de fútbol. En cuanto a los aficionados de rugby, son el espejo de los jugadores: menos histéricos que los hinchas de fútbol, más generosos a la hora de reconocer los méritos de los equipos rivales. Llamó la atención el apoyo caluroso de la afición inglesa a Los Pumas de Argentina en el estadio londinense de Twickenham”.

“Lo razonable, en resumen, sería decantarse por el rugby, aunque para mí sea demasiado tarde. El fútbol seguirá siendo mi deporte número uno. Objetivamente, además, tiene sus ventajas sobre el rugby. Por nombrar solo un par de ellas, es más democrático: los bajitos y los delgados tienen iguales o mayores posibilidades de triunfar que los grandotes; y el arte de Leo Messi no lo supera la gran estrella del rugby neozelandés, el medio apertura Dan Carter, ni de cerca. Sin embargo, este Mundial de rugby recién concluido me ha impactado más de lo esperado. Lamento reconocer que de ahora en adelante no dejaré de vez en cuando de preguntarme si es una pena que no me criara en Nueva Zelanda con un padre que no hubiera sido un loco del Celtic de Glasgow”.

Datos del Mundial 2015:

1- La correción de los jugadores, ayudada por la tecnología que solo produjo una expulsión entre la inmensa cantidad de partidos jugados por los 20 países. Resalto que el único equipo que no tuvo tarjetas amarillas fue el de Italia.

2- 2.477.805 espectadores habla a las claras de que Inglaterra tuvo una organización impecable, fue un excelente anfitrión y además siendo eliminado en la primera ronda acompañó con una multitud cada partido del Mundial.

3- El mejor Jugador: Dan Carter (All Blacks). Según Steve Hansen (entrenador) dijo: “creo que Richie McCaw es el mejor All Black de la historia y Dan está detrás en el segundo lugar“.

4- Los valores de los All Blacks: Humildad, Mentalidad Ganadora, Respeto por el Rival, Compañerismo Juego global y expansivo y por último se refleja permanentemente la pasión por el rugby que hace que el mismo esté grabado en la piel, tal como la religión deportiva de toda Nueva Zelanda.

5- Vimos excelentes conquistas dentro de los 271 tries y 8 drops espectaculares.

6- All Blacks, tricampeones, al tope de los títulos conseguidos,y segunda vez consecutiva en el podio, con un rugby de excepción.

7- Desvastado: Gales muy buen equipo, debilitado por las lesiones previas al Mundial y durante el mismo, pero mostró un muy buen juego y entereza para soportar y jugar de igual a igual con las potencias.

8- El Shock: Japón 36 – 34 Sudáfrica (Springbocks).

9- Derrota Inmerecida (undeserved) de Escocia: por 34 a 35 ante Australia.

10- El extraordinario triunfo de LOS PUMAS versus Irlanda por 43 a 20.

Como despedida les resumo: ¿que más se puede pedir de Inglaterra 2015? Fue, tal vez, el mejor Mundial desde 1987, vimos a LOS PUMAS en lo alto y a los extraordinarios All Blacks como bicampeones consecutivos o sea que el reinado se extenderá 8 años y el “Fukiyama” del Japón, los espera y serán nuevamente candidatos a llegar a la cima.

Nicheto

  • Juan Carlos Luongo

    Excelente síntesis de un mundial que brilló por su juego, con la enorme alegría de saber que existen valores en este deporte, mundialmente intactos que deberían ser practicados en la vida diaria por todos los argentinos
    Viva el rugby

  • Eduardo “Nicheto ” Garcia Saenz

    Querido Juan Carlos :te agradezco tu valoración ,se que es totalmente objetiva.Me gustaría que se lo reenvíes a los muchachos de los asados y a los del CLUB PUEYRREDÓN .

    Un abrazo,
    Nicheto

  • Federico gottfried

    Muy bueno el comentario, eduardo, detallado y objetivo, viene a completar informaciones, para los amigos del rugby.

  • Eduardo “Nicheto ” Garcia Saenz

    Querido Federico : un brindís por el “FUKIYAMA”,y me alegro que te haya gustado el resumen

    Abrazo,
    Nicheto